“Isla de perros”. Encuentro con Wes Anderson, Roman Coppola y Jason Schwartzman

· 28 de febrero, 2018

El próximo 20 de abril, si nada se tuerce, llegará a los cines Isla de perros, noveno largometraje y segunda cinta de animación stop-motion del guionista y director Wes Anderson. Con este motivo, ayer, martes 27 de febrero, se celebró un encuentro con el realizador, Roman Coppola y Jason Schwartzman en la Filmoteca Nacional de Madrid, que en Urban ofrecemos en un vídeo dividido en tres capítulos, además del tráiler de la cinta.

Isla de perros cuenta la historia de un niño de doce años, Atari Kobayashi, pupilo del corrupto alcalde Kobayashi. Cuando, por orden ejecutiva, todas las mascotas caninas de la ciudad de Megasaki son desterradas a la Isla Basura, Atari cruzará el río que los separa a bordo de su aeronave turbo hélice junior, emprendiendo la búsqueda en solitario de su perro guardián, Spots. Una vez allí, con la ayuda de sus nuevos amigos caninos, comenzará una odisea épica que decidirá el futuro y el destino de la mismísima Prefectura.

“La travesía incluye mucho humor, acción y amistad. Pero, además, rinde tributo a la magnitud y belleza del cine japonés, a la noble lealtad de los compañeros caninos, al heroísmo esperanzador de los seres pequeños y olvidados; aboga por el rechazo a la intolerancia, y, sobre todo, celebra el inquebrantable vínculo entre un niño y su perro que ha dado lugar a tantas historias y aventuras”.

“Todo comenzó con una mezcla poco probable pero potente de fascinaciones compartidas por Wes Anderson y sus colaboradores en el desarrollo del argumento (Roman Coppola, Jason Schwartzman y Kunichi Nomura): los perros, el futuro, la vida secreta de la basura, las aventuras infantiles y las películas japonesas. Estas últimas fueron esenciales. De hecho, Isla de perros le debe tanto al legado del cineasta Akira Kurosawa como a la historia de la animación stop-motion. Dice Anderson: Kurosawa y su coguionista trabajaron juntos para formar las ideas iniciales de sus cintas, y a continuación se las contaban a un tercer miembro del equipo a quien denominaban la torre de control. Este tercero les decía lo que estaba bien y lo que estaba mal, básicamente criticaba su trabajo. Y así daban forma a sus guiones. Es algo muy común en el cine italiano, que los escritores trabajen en equipo. La historia inventada evolucionó desde aquella chispa soñada a la espectacularmente detallada creación de la ciudad de Megasaki, la geografía de Isla Basura y el reparto de dispares y deliciosos personajes, tanto perros como personas”.

El tráiler

El encuentro

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN. Licenciado en Geografía e Historia. Máster en Comunicación y Periodismo. En "Levante-EMV" desde 1984. Ex-jefe de edición de "La Cartelera".


Te puede interesar...