La Teta Calva recurre a Michael Jackson para hablar de los claroscuros de la fama

· 3 de febrero, 2018

Varios premios y candidatos a los Max coinciden en ¿Qué pasó con Michael Jackson?, la última creación de La Teta Calva, que hoy, sábado 3 de febrero, representa la última de las dos únicas funciones de su estreno en el Teatre El Musical. La obra, una comedia escrita a cuatro manos por María Cárdenas y Xavo Giménez (también director y actor) está protagonizada por Carles Sanjaime y Verònica Andrés, y cuenta asimismo con la colaboración del bailarín y coreógrafo Toni Aparisi.

¿Qué pasó con Michael Jackson? es la última creación de la compañía La Teta Calva, escrita a cuatro manos por María Cárdenas y Xavo Giménez, también director, además de actor junto con Carles Sanjaime y Verònica Andrés. El montaje cuenta igualmente con la colaboración del bailarín y coreógrafo Toni Aparisi. En resumen, un puñadito de valencianos candidatos y premios Max de las artes escénicas españolas, lo que, unido a la bien conocida trayectoria de la compañía, indica claramente que la cosa promete.

¿Pero Michael Jackson a estas alturas de la película? Xavo Giménez lo explica en seguida: «En la obra hacemos un trabajo acerca de lo que supone el éxito y la presión para conseguirlo. Sobre cómo, desde pequeños, se nos marca el terreno para que seamos exitosos y respetados en la vida, para ser queridos y admirados. Y la figura de Michael Jackson, más allá de que a la compañía nos encanta su música, es casi como la más famosa del planeta, una especie de dios en la tierra, o al menos así se le trataba en vida. Un personaje casi angelical, al que se le podía caer un mechón de pelo, que la gente lo conservaría como si fuera una cana de Jesucristo».

Jackson, por lo tanto, como paradigma del éxito. Pero también de la fragilidad y de la soledad que el mismo conlleva en tantísimas ocasiones, y muy concretamente en el caso del artista del Indiana. «A medida que Michael Jackson se iba haciendo más y más famoso, más y más intocable, por dentro se iba consumiendo y llenando de miedos y enfermedades. Esto nos parecía muy interesante, el cómo las cosas que brillan, a la vez pueden ser por dentro tan oscuras. Y estas dos caras de la moneda nos servían para construir una trama que en realidad es muy cotidiana, como siempre sucede con los trabajos de La Teta Calva».

La trama: Dos hermanos. Uno de ellos ha sufrido la fuerte presión del padre para alcanzar el éxito en la vida, «lo cual –sigue explicando Xavo Giménez– , en paralelo a esa figura tan exitosa de Michael Jackson, nos permitía crear un espectáculo atractivo y generador de expetactivas, que es lo que genera la fama».

Marca de la casa. A los integrantes de La Teta Calva y creadores de ¿Qué pasó con Michael Jackson? les gusta trabajar con experiencias propias. Y ahí se encuentra también, como es lógico, el lado turbio de la vida: «Porque, además de la creación artística, toda compañía de teatro lo que quiere es que sus espectáculos se vendan. Es el lado oscuro de la profesión del artista, que a veces incluso se olvida del sentido del arte, en este caso del teatro, que busca emocionar y conmocionar a la gente, para preocuparte solo por tu caché, por vender el mayor número de entradas, por lograr el mayor número de visitas en tu web… Es el sinsentido en el que se ha convertido el mundo del arte, y nos parecía algo cachondo y duro a la vez para retratarlo en el escenario», nos dice Giménez.

¿Qué pasó con Michael Jackson? es «una comedia muy divertida», pero basada en un drama. «Reírnos a base de paridas no es lo nuestro», afirma, contundente, el autor. Y la risa, ojo, no vendrá solo de la palabra, porque en la obra hay también mucha música y… un poquito de baile, de aquella manera, claro… «Muy patético», confiesa Xavo Giménez.

 

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN. Licenciado en Geografía e Historia. Máster en Comunicación y Periodismo. En "Levante-EMV" desde 1984. Ex-jefe de edición de "La Cartelera".


Te puede interesar...