“Nadal en casa els Cupiello”, una gran comedia familiar de Eduardo De Filippo

· 19 de diciembre, 2017

Fotografía: Santi Carreguí


La Companyia Teatre Micalet tira la casa por la ventana estas Navidades con la comedia Nadal en casa els Cupiello, uno de los grandes títulos de Eduardo De Filippo, con quien la compañía echó a andar hace veintidós años. Pilar Almeria y Josep Manel Casany encabezan un reparto de nueve actores dirigido por Joan Peris.

De igual modo que el Tenorio fue durante largas décadas la obra inexcusable en las Navidades escénicas españolas, la Companyia Teatre Micalet saltará de alegría si Nadal en casa els Cupiello recoge a partir de ahora ese testigo en su casa de la valenciana calle de Guillem de Castro. El reto es difícil, sin duda, pero muy bien podría ayudar a superarlo un divertidísimo texto teatral que, como su autor, el napolitano Eduardo De Filippo, se sitúa entre las más altas cumbres de la dramaturgia europea del siglo XX.

Es evidente que la troupe del Micalet no ha escogido sin ton ni son este montaje para divertir a los valencianos durante las fiestas de Navidades y Reyes. Muy al contrario, la compañía fundada por Joan Peris, Ximo Solano y Pilar Almeria cumple ahora veintidós añitos desde que, allá por 1995, se puso en marcha con otra obra cumbre del mismo artista italiano, Nàpols milionària. La puesta en escena ahora de la comedia Nadal en casa els Cupiello es, pues, una clara declaración de intenciones de la compañía, que, según nos confirman la propia Almeria y Josep Manel Casany, protagonistas dels Cupiello, abraza el deseo de superar estos últimos años de forzosa resistencia, para volver a ofrecerle al público valenciano un repertorio universal de envergadura y con repartos numerosos.

¿Pero por qué concretamente De Filippo, además por el guiño a los orígenes del Micalet? Porque, según Almeria y Casany, es un autor que conecta absolutamente con el alma de la Companyia Teatre Micalet, siempre en busca del teatro de personajes bien construidos por autores que, precisamente, son grandes porque trabajan desde el alma, y no desde el cerebro. «Ese trabajar desde el alma es fundamental en un autor -afirman, contundentes, los intérpretes-. Porque los personajes de quien solo crea desde el intelecto están vacíos, de modo que, por un lado, para los actores supone una gran dificultad entrar en ellos, y, por otro, hace muy difícil que el público vea con claridad quiénes son esas personas que tiene delante y se vea reflejado en ellas. De Filippo, como Chéjov y otros de su nivel, trabajan desde el alma -afirman nuestros interlocutores- porque son grandísimos observadores de la realidad y tienen un conocimiento brutal de la humanidad, lo que les permite crear grandes obras maestras populares». Los demás, los autores «de oficina, pueden ser realmente muy buenos y tener mucha puntería, pero al final son incapaces de crear grandes obras maestras».

Eduardo De Filippo, por lo tanto, y su enorme Nadal en casa els Cupiello. Una historia que se plantea durante la Nochebuena y la comida de Navidad. Una comedia que empieza jugando con el enredo, utilizando los recursos propios del vodevil, pero que, precisamente por esa alma que sabe infundirle su autor, siempre esconde agazapado el drama, que va creciendo poco a poco en un esquema argumental similar al de Nàpols milionària.

El argumento de la obra, dirigida por Joan Peris, arranca con el padre, Luca Cupiello (Josep Manel Casany), montando con gran ilusión su belén; su esposa, Concetta (Pilar Almeria), cocina e intenta poner orden en en el desbarajuste doméstico. Con ellos conviven su hijo, Tommassino, que, como si de un Peter Pan del neorrealismo italiano se tratara, no quiere madurar, y el tío Pasqualí, un hipocondríaco que, como toca, se queja por todo. En un momento dado, llega a la casa la hija del matrimonio, Ninuccia, que ha vuelto a discutir con su marido, Nicolino, y está dispuesta a abandonarle para huir con su verdadero amor, Vittorio. Y este el detonante de una serie de malentendidos, enredos, incomprensiones y conflictos ocultos, que, como sucede en tantas familias en Navidad y otras reuniones especiales, estallan en mil pedazos y rompen la armonía del Nadal en casa els Cupiello, una obra en la que el resto del reparto está integrado por Ximo Solano, Isabel Requena, Paula Braguinsky, Héctor Fuster, Dani Machancoses, Ciro Maró y Bruno Tamarit.

>>> Teatre Micalet, hasta el 14 de enero, excepto el 24 y el 27 de diciembre de 2017, y 5 de enero de 2018. Función especial el 31 de diciembre (23.00 h).

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN. Licenciado en Geografía e Historia. Máster en Comunicación y Periodismo. En "Levante-EMV" desde 1984. Ex-jefe de edición de "La Cartelera".


Te puede interesar...