Miren Ibarguren: “El dinero y el orgullo son más importantes que el sexo”

· 27 de noviembre, 2017

Fotografía: Javier Naval


La popular actriz Miren Ibarguren (La que se avecina, Aída, Las trece rosas…) llega al teatro Olympia de València con una atrevida comedia sobre el intercambio de parejas. Dos más dos, adaptación de la película argentina del mismo título, está protagonizada también por otras caras muy conocidas de la farándula española, como son María Castro, Daniel Guzmán y Álex Barahona.

La verdad es que la película Dos más dos, de Diego Kaplan, pasó por España con bastante más pena que gloria en la primavera de 2013. Sin embargo, en su país de origen, Argentina, fue la película más vista en todo 2012, el año de su estreno. Un éxito que también parece acompañar ahora a la versión teatral del film, que llega a València (Teatro Olympia, desde el 30 de noviembre, jueves, hasta el domingo 10 de diciembre) en gira después de haberse mantenido de julio a septiembre en el madrileño Teatro La Latina, donde se estrenó este mismo verano. Así nos lo confirma Miren Ibarguren, una de las dos mujeres que integran el reparto de la obra, cuatro populares actores que conforman ese explícito Dos más dos del título: «Hemos tenido un verano fantástico en La Latina –nos dice la actriz vasca–, y ahora la gira está yendo fenomenal, hasta el punto de que estamos llegando a las plazas con todo vendido, lo cual es una suerte hoy en día, la verdad».

La pelirroja María Castro, Daniel Guzmán y Álex Barahona son las otras tres patas de las dos parejas que protagonizan la función. Tres rostros de sobra conocidos por la gran mayoría del público español, lo que sin duda contribuirá a la buena respuesta en taquilla, además de que, como sigue informándonos Miren Ibarguren, «los argentinos tienen un tipo de humor muy especial, muy suyo, pero nosotros lo hemos adaptado un poco al español. Lo han hecho, y muy bien, Olga, Maite y David [Olga iglesias, Maite Pérez y David Serrano], que también son los autores del libreto. Su adaptación es muy fiel al guion original de la película, y el resultado es una comedia en la que todo el mundo se ríe muchísimo», explica Ibarguren.

Cuatro buenos y populares actores, y el siempre bienvenido humor. Pero Dos más dos ya parte con otra gran ventaja de fábrica, un atrevido argumento sobre los terremotos que produce en el seno de estos cuatro amigos la proposición de realizar un intercambio de parejas.

Así, pues, sobre el escenario del Olympia, sexo, deseo, pasión y amor. Los pilares fundamentales sobre los que se sostiene cualquier relación de pareja, tal y como lo entienden los directores de la función, Maite Pérez Astorga y David Serrano. Pilares que, no obstante, tiemblan peligrosamente cuando se plantean los interrogantes que sugiere otro de los niveles de lectura de Dos más dos: ¿Es posible mantener viva la pasión en las relaciones largas? ¿Qué sucede con el deseo cuando se forma una familia? ¿Es suficiente el amor para que se mantenga unida una pareja? ¿Hay sólo una manera de entender la fidelidad? ¿Dónde están los límites cuando se traspasan los límites?

Los límites, he ahí la clave de bóveda de esta atrevida comedia… y algo más. En ella, es precisamente el personaje que interpreta Miren Ibarguren el que desata la tempestad en escena con su proposición indecente: «Sí –confirma la actriz–, soy yo, es decir Julieta, la mujer de Adrián, quien propone un cambio en el matrimonio. Propone ese intercambio que desencadena todo lo que viene detrás, que son situaciones divertidísimas, porque la obra es una comedia con todas las de la ley, aunque con situaciones difíciles que también dan lugar a momentos en los que los personajes se quedan más… digamos aturdidos y en los que el público no se ríe, sino que se calla porque se siente afectado por lo que sucede en el escenario. En este sentido –añade la actriz–, podemos decir que Dos más dos es una comedia en la que las circunstancias van arrastrando a los personajes a ciertas situaciones que los acercan a puntos bastante dramáticos. Es un texto que roza los dos picos».

Con un poquito más de detalle, el planteamiento de Dos más dos es el siguiente: Adrián y Julieta, Tomás y Silvia, son dos parejas de amigos de toda la vida. Al acercarse a los cuarenta, han conseguido el éxito profesional y personal, o eso parece. Adrián y Julieta están felizmente casados; Tomás y Silvia, sin embargo, han preferido no casarse ni tener hijos, y disfrutan de su vida en pareja los dos solos; o no tan solos… Una noche de celebración, Tomás y Silvia les cuentan a sus amigos que practican el intercambio de parejas y que les encantaría compartir esa práctica con ellos. Y lo que parece una confesión inocente acaba desestabilizando por completo al matrimonio, ya que les obliga a hacer frente a la falta de pasión en la que viven sumergidos desde hace años. Al ver la química que tienen sus amigos, Julieta decide no resignarse y luchar por recuperar esa chispa con Adrián. Y para ello, entre los tres, tratarán de convencerle de que se lance a esta aventura.
Y a partir de ahí, los conflictos, las risas…. ¿Recuerdan aquellas preguntas enunciadas más arriba? Pues eso, las risas y algo más…

Más que suficiente como para que cada espectador se identifique con uno de los personajes de la función, «porque son completamente diferentes unos de otros», nos dice una Miren Ibarguren a la que no hemos podido dejar de preguntarle por su posición personal sobre el tema que plantea la obra, el intercambio de parejas: «Personalmente, yo creo que todo el mundo debe ser totalmente libre para hacer lo que quiera. Apruebo cualquier tipo de relación, siempre que sea consentida y en plena libertad», nos responde sin miramientos. Igual que a este otro interrogante que sin duda suscita Dos más dos: ¿Que hay más importante que el sexo, si lo hay…?: «Yo creo que el dinero y el orgullo son más importantes que el sexo. Por ese orden», responde la actriz con decisión. Aunque, acto seguido, recapacita y añade: «Bueno, dentro de eso cada uno tendrá sus prioridades, pero vamos…».

Además de en el teatro Olympia, en carne y hueso, a Miren Ibarguren podremos volver a verla otra vez en las pantallas de cine. Tan pronto como el próximo 7 de diciembre, si no se tuercen las cosas, se estrenará la nueva comedia de Borja Cobeaga, Fe de etarras (ya se ha visto en Netflix), una historia en la que también participan actores de la talla de Javier Cámara, Julián López, Gorka Otxoa y Ramón Barea. Una historia en la que un peculiarísimo comando de ETA espera una llamada para emprender una acción. Pero esa llamada parece no llegar nunca, mientras que el Mundial de Sudáfrica continúa y la selección española de fútbol avanza triunfalmente en la competición.
P Por cierto, Miren: ¿Es usted una mujer transgresora?
R Hago lo que puedo…

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN.
Licenciado en Geografía e Historia.
Máster en Comunicación y Periodismo.
En “Levante-EMV” desde 1984.
Ex-jefe de edición de “La Cartelera”.


Te puede interesar...