“The First Monday in May”: Moda, sueño, arte y fantasía en el Metropolitan de Nueva York

· 31 de marzo, 2017

Hoy, último día de marzo, ha llegado a algunas pantallas españolas (ninguna en València) el documental The First Monday in May, firmado por el director, productor y director de fotografía de cine documental Andrew Rossi (Eat This New York; Le Cirque. A table in heaven; Página Uno: un año en The New York Times). Su objeto es la exposición The Costume Institute at The Metropolitan Museum of Art y su Met Gala, su fiesta de apertura, para muchos la mejor, más exclusiva y más impresionante gala del año en el universo de la moda. Aquí seguimos los pasos de la explicación del evento a través de sus difusores en los medios de comunicación españoles, la distribuidora Surtsey Films.

The First Monday in May es una forma de entrar en las interioridades de dos importantísimas citas culturales de Nueva York: China: Through The Looking Glass, la exposición de moda más visitada en la historia de The Costume Institute, en el Metropolitan Museum of Art (750.000 visitantes en los cuatro meses que duró), y la Gala del Met 2015, el evento para recaudar fondos y que, plagado de estrellas, dio inicio a la exposición.
A lo largo del metraje, Andrew Rossi sigue a Anna Wintour (directora artística de Condé Nast y editora jefe de la revista Vogue, así como, durante mucho tiempo, presidenta de la Gala del Met) y a Andrew Bolton (conservador del museo y quien concibió el espectáculo) durante los ocho meses que duró la preparación de lo que fue una exitosa exploración del mundo chino por parte de la moda occidental, en la que se unieron la alta costura y celebridades como Kate Hudson, Julianne Moore, Lady Gaga, George Clooney, Alicia Keys, Michael Bloomberg o Rihanna, entre otras muchas.


Con China: Through the Looking Glass, Bolton planeaba unir la moda contemporánea e histórica a las bellas artes, la historia universal y el cine, en uno de los proyectos más ambiciosos de la historia del Metropolitan Muesum of Art. Su tarea consistía en celebrar una gala que reflejara el espíritu del espectáculo, un evento para recaudar fondos (la fuente principal de financiación del The Costume Institute).
Con este motivo, y con la colaboración entre The Costume Institute y el Departamento de Arte Asiático del Met, Bolton creó un retraro único de la estética china en la moda occidental y las múltiples formas en que el gran país asiático ha alimentado la imaginación creativa de Occidente. Una iniciativa plasmada finalmente en más de 140 ejemplos de alta costura y moda prêt-à-porter con pinturas chinas, porcelanas y otras artes plásticas como telón de fondo, así como con películas que describen el continuo diálogo cultural entre Oriente y Occidente. “Por primera vez ‑afirma Bolton‑, hay gente que empezó a ver la moda como una forma de arte”. Bolton reivindica que el proceso creativo en moda puede equivaler al trabajo de un artista plástico.

La producción de The First Monday in May empezó en julio de 2014, después de que Rossi fuera invitado a reunirse con la directora de proyectos espciales de Vogue, Sylvana Ward Durrewtt, y con la propia Wintour, para abordar la dirección de una película que documentaría la exposición y la gala. “Tras reunirme con el director del Met, Tom Campbell, y Andrew Bolton, me llamaron ‑explica Rossi‑ empezamos a rodar. Primero filmé una reunión preliminar entre Anna Wintour, Andrew Bolton y el director artístico de la exposición, el cineasta Wong Kar-Wai, y, más o menos, todo despegó ahí”.

El resultado es una asombrosa exploración de la línea que separa la inspiración y la apropiación, la imaginación y la autenticidad. “China: Through The Looking Glass representa un contexto fascinante en que ver que la moda no solo consiste en hacer ropa”, declara Rossi. “Vemos cómo los diseñadores interpretan los símbolos visuales chinos para crear una versión fantástica de una iconografía china que manipulan libremente en cuanto a los tejidos elegidos, las siluetas creadas, los motivos visuales empleados, etc. Los diseñadores toman una idea sobre la cultura china y la transforman en una obra original”.
Rossi, igualmente, sigue a Bolton hasta París, donde visita las cámaras selladas de los archivos de Saint Laurent, para ver la colección otoño-invierno de 1977, inspirada en China, y habla con el director creativo de Maison Margiela, John Galliano, sobre la influencia de la cultura en su obra. En Beijing (China) visitan el taller de la diseñadora Guo Pei, quien les presta varias piezas para el espectáculo. Guo se dedica a recuperar y restaurar la artesanía tradicional china en su obra, y describe una prenda que crea como “vestido de novia para mi país”.

Al igual que en las películas anteriores de Rossi, The First Monday in May expresa su interés por explorar las misiones de grandes instituciones a través de las personas que las fundan y dirigen. “Quise entender por qué tenemos museos, cuáles son sus funciones y cómo decidimos qué cumple los requisitos para ser arte con derecho a albergarse en sus sagrados muros”.
The First Monday in May muestra la intersección de erudición y estrellato. “Trata del arte de la moda, así como del placer visual que nosotros, como público, obtenemos con el desfile de celebridades que vemos en la gala del Met ‑cuenta Rossi‑. Pero también intenta entender la mecánica de cómo arte y comercio convergen en The Costume Institute cada año. Espero que el contexto analítico que nos proporcionan los conservadores explicando su misión, junto con las imágenes reales de los trajes y vestidos, ayude a los espectadores a ver la moda desde una nueva perspectiva”, concluye.

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN. Licenciado en Geografía e Historia. Máster en Comunicación y Periodismo. En "Levante-EMV" desde 1984. Ex-jefe de edición de "La Cartelera".


Te puede interesar...