La mujer maravilla

· 14 de julio, 2016

Volumen 22:

«Aunque nada les ahuyentará,/podemos ser héroes, solo por un día./Podemos ser nosotros mismos, solo por un día..»

(Héroes, David Bowie)

Está en los manuales de autoayuda, quizá en algún anuncio de compresas, pero yo lo escuché en Anatomía de Grey, y me vale. Hay mañanas que amanecen tan historia triste, tardes que te añaden plomo en las alas, noches absolutamente sin. En días así, cuando tienes que enfrentar la vida, la vida pequeña o la vida grande, separa ligeramente las piernas, apoya los pies firmes en el suelo, pon los brazos en jarras, alza la barbilla y siéntela. Siente tu capa de superheroína al viento.

Eres Supergirl hasta arriba de criptonita. Eres Catwoman y cabes en ese mono de látex. Eres Magical Girl con tu varita de los chinos. Eres Tormenta, las desatas con un pestañeo. Tienes superpoderes: puedes engendrar vida; o cuidarla como si la hubieses engendrado; coses costuras rotas del alma; lames heridas recientes, y cicatrices también. Haces milagros cada día. Lloras y luego ríes. Te rompes en mil pedazos y después los recompones con una paciencia antigua. Dimites de ti misma, desertas de todos los ejércitos, te apeas del mundo y te subes de nuevo en la última parada.

Mírame a mí. Mido apenas un metro sesenta, no llego a cincuenta kilos de peso y soy una floja. Tengo más dudas que certezas, más preguntas que respuestas, más miedos que hazañas, más noes que síes, más derrotas que victorias. Pero apoyo las manos en la cintura y oteo el horizonte. Soy una superheroína mirando al infinito desde arriba. En lo alto del Empire State, soy la Mujer Maravilla.

Susana Golf

Susana Golf es la directora de la revista Urban. Periodista de Levante-EMV desde 1988, ha sido jefa de sección de Valencia y de Sociedad y coordinadora del suplemento Extra Moda.


Te puede interesar...