En días así

· 23 de marzo, 2016

Volumen 8:

«Entonces dijo Pues deberías entenderlo porque somos lo mismo. Paré de andar y hablé claro. Yo no soy musulmán. La risa de Sunya tintineó igual que sus pulseras. No, dijo, pero eres un superhéroe (…) Con su dedo moreno, señaló al velo que llevaba en la cabeza y que le bajaba por la espalda»

(Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, Annabel Pitcher)

En días así (este número se cerró el martes, el día de los atentados de Bruselas) voy a mi biblioteca. Busco MI hermana vive sobre la repisa de la chimenea. No necesito leerla otra vez. Sé lo que guarda en su interior.

Sé que de la hermana del título se conservan algunas cenizas en una urna y, sí, encima de la chimenea. Sé que hay una familia rota, una madre ausente, un padre resentido, una adolescente rebelde, un gato y un niño. Sé que la hermana del libro voló en pedazos en un atentado terrorista islámico en el centro de Londres. Que desde ese día los musulmanes son algo malo, muy malo, prohibido en esa, y en otras casas.

Pero el pequeño protagonista se tropieza un día con unos ojos brillantes bajo un hiyab que le vuela alrededor como la capa de una superheroína. Y se convierten en los mejores amigos, aunque el padre de él monte en cólera y los padres de ella prefieran ahorrarle los motivos de ese odio. Y el final de la novela no es que sea un final feliz, como esos de las películas, es un final normal. Pero con dos pequeños, uno con sus mechones rebeldes, otra con el pañuelo cubriéndole la melena, corriendo juntos por el patio del colegio.

Susana Golf

Susana Golf es la directora de la revista Urban. Periodista de Levante-EMV desde 1988, ha sido jefa de sección de Valencia y de Sociedad y coordinadora del suplemento Extra Moda.


Te puede interesar...