Urban · Moda

NY en la cabeza

· 28 de marzo, 2018

Fotografía: Alex Contell / AFP (Angela Weiss)


Texto: Susana Golf

València en Nueva York. El diseño valenciano en una de las capitales del mundo (de la moda). Siete sombreros y tocados realizados de forma exclusiva por el valenciano Betto García rematando siete looks firmados por Christian Siriano, el diseñador de la diversidad, sobre la pasarela neoyorquina. Medio Hollywood fue testigo.

Se llama Betto García, tiene veintitantos años, se formó en Londres – el lugar donde reinan los sombreros- y desde su València natal ya se le ha subido a la cabeza, por segunda vez, a la capital del mundo. Los sombreros y tocados de Betto -porque Betto es, sí, sombrerero – acompañaron los diseños del también joven creador estadounidense Christian Siriano en la New York Fashion Week. La anterior ocasión fue de la mano de Palomo Spain, en el sonado desfile bendecido por Anne Wintour, la todopoderosa editora de Vogue USA (ya saben: la del diablo y Prada). Fue el sábado pasado en The Grand Lodge. Siriano presentaba su colección para el próximo invierno y conmemoraba diez años en el mundo fashioncon las actrices Whoopi Goldberg o Meg Ryan y la modelo Coco Rocha en primera fila y una inspiración de lo más british. Inspiración (el arte británico de finales del siglo XVIII que cuelga en la Queen’s Gallery de Londres, el estilo royal…) que casaba a la perfección con la del valenciano. Siriano y Betto se encontraron allí, en la gran manzana, hace justo un año, con motivo del anteriormente citado desfile de Palomo. Christian le pidió algunos sombreros para la colección y le ha reservado un hueco a sus creaciones en la concept store que inaugurará en primavera en Manhattan.

Para completar los looks del estadounidense que ha vestido a Michelle Obama y no entiende de tallas -a su pasarela se subieron las supermodelos plus-size Ashley Graham y Candice Huffine- Betto García pensó en la Reina Victoria y tiró de terciopelos, tul de seda, flecos, tweed, plumas, puntillas y pasamanerías en una paleta de negro, rojo y rosa. Referentes también muy suyos. Incluso se autocitó, evocando su primera colección propia, de nombre Emilia (2017): «Quería que de alguna manera estuviera presente en Nueva York, ya que fue mi primera colección en solitario y fue muy especial». Betto García [València, 1989] hizo prácticas en el taller de Edwina Ibbotson en Londres y llegó a diseñar tocados para la Casa Real británica (lucidos en ocasiones tan sonadas como la boda de los duques de Cambridge o las carreras de Ascot). Ha participado también en el vestuario de la obra de teatro Esto no es la casa de Bernarda Alba, que se representa estos días en el Teatro Principal.


Te puede interesar...