Urban · Moda

Firmado Jano

· 27 de marzo, 2018

Fotografía: Jano


Texto: Carles Gámez

Su nombre está detrás en una buena parte de la iconografía que ha conformado el imaginario cinematográfico de varias generaciones de españoles a lo largo del siglo XX. Francisco Fernández-Zarza Pérez o Jano, el nombre artístico con el que firmaba los carteles, constituye uno de los grafistas o cartelistas más populares de la publicidad comercial dentro del género cinematográfico. Una exposición organizada por la Filmoteca Española reivindica la figura de este creador, que junto con Mac Macario Gómez Quibús, el otro gran nombre del diseño cinematográfico, le dieron al cartel de cine su primera gran edad de oro o periodo clásico despues de la ruptura que supuso la guerra civil y el exilio de muchos de los artistas que habían protagonizado el periodo republicano como Josep Renau que continuará su carrera como cartelista en México. Francisco Fernández Jano (Madrid,1922-1992) realiza sus primeros trabajos como cartelista en la posguerra; al igual que otros dibujantes colabora con otros medios como el tebeo, entre ellos, la popular serie Ginesito protagonizada por el niño actor Ginés Carvajal, una especie de Mickey Rooney español, que gozará de gran popularidad en la década de los años cuarenta. Sus creaciones plásticas se extienden también a otros campos del espectáculo, el teatro, variedades, así como ilustraciones para revistas y colecciones de literatura popular.

Los carteles de cine de Jano rápidamente alcanzan un notable reconocimiento dentro de la propia industria del cine siendo celebrados por directores, actores, productores, que destacan su brillante estilo mientras sus creaciones gráficas encuentran una gran recepción popular en un medio, el cine, que representa en esos tiempos de posguerra el principal pasatiempo y ocio de los españoles. El cartel cinematográfico por su doble proyección como soporte publicitario y manifiesto cultural, constituye para muchos españoles una ventana abierta a la fantasía, la aventura o el sexo en una sociedad encorsetada y bajo una fuerte vigilancia en cuestiones de moralidad. En el desierto de la posguerra como señala el diseñador e historiador Enric Satué representa casi «el único alimento cultural callejero».

Sus creaciones destacan por una gran fuerza visual gracias a su dominio de la técnica del dibujo, consiguiendo reflejar «con pocos elementos el carácter o género de las peliculas, destacando especialmente por sus grandes dotes para el retrato y la caricatura» como señalan los organizadores de la exposición. Carteles, programas de mano, guías publicitarias y diseños originales forman parte de la mostra Firmado Jano que recorre la trayectoria profesional del dibujante y cartelista, desde sus primeros trabajos hasta sus últimas creaciones con la llegada del video, visualizando su propia evolución artística y la influencia de las modas y tendencias del diseño de cada época.

Como otros creadores plásticos contemporáneos, Jano supo romper con las normas preestablecidas en un sector donde la producción resultaba repetitiva, adaptándose con gran facilidad a los diferentes géneros cinematográficos a los que imprimía un importante valor narrativo que ha hecho de muchos de sus carteles verdaderas obras maestras dentro del cartelismo y el diseño gráfico.

Temas:


Te puede interesar...