Pablo Imízcoz: «Los milagros no existen. Yo solo ayudo a entrenar»

· 22 de agosto, 2017

Con el culto al cuerpo, la figura del preparador personal cada día adquiere más presencia. Pablo Imízcoz forma parte de Entrenarme y dirige Valenfit.

¿Se acabaron las excusas para qué?
Para hacer el vago y decir ‘no tengo tiempo’. El día tiene 24 horas y de ellas dedicamos 8 para dormir, 8 para trabajar, 3 para cocinar, acicalarse y demás, y siempre nos acaba sobrando tiempo. Así que excusas no debería haber.

¿Cómo se motiva al más desmotivado?
Primero sabiendo qué es lo que menos le motiva en el mundo. Se trata de hacer un poco de sicología inversa. Yo trato de hacer las clases amenas y hacer feliz a la gente para que, a través del deporte, mejore su actividad.

 

El deporte es…

Por una parte competición y por otra actividad física.

Adelgazar, mejorar la salud, aumentar masa muscular, ponerse en forma. ¿Qué es lo que más te demandan los clientes?
Depende de la época, pero lo que se suele pedir es perder esos kilitos de más que tanto molestan. Hoy en día, la gente más joven, sin embargo, lo que pide es tener un cuerpo firme.

¿Existen los milagros?
No, para nada. Yo a toda la gente le digo que esto es un trabajo de dos y que si él o ella no quiere, yo no hago milagros. Ayudo, pero el empeño debe ser de los dos. El 90 por ciento de la gente que acude a mí se cree que acude a Lourdes, y para nada.

Presencial y online, ¿dónde se escaquea más la gente?
Generalmente, el que trabaja vía online tiene más fuerza de voluntad porque es gente que ya entrena y lo que busca es que le ayudes a planificar mejor la semana; al que acude a la clase se acostumbra y hace algo menos. Como entrenador personal, lo que intento es que el alumno aprenda a hacer la actividad física bien hecha.

Y a más de uno habrás ayudado a recuperar la autoestima.
Eso es una de las cosas que más me satisface. Cuando alguien me dice que le he cambiado la vida me emociona.

Vamos, que ejerces de sicólogo.
Pues sí, va todo unido.

Imagino que muchos alumnos aspiran a tener tu cuerpo. Confiesa: ¿En tu dieta qué es lo que nunca pruebas y qué es lo que nunca falta?
Muchas veces hago deporte para comer. Pruebo de todo. Entre semana, por mi horario laboral y entrenamientos, me cuido bastante. Y en mi dieta nunca faltan frutas y verduras. Cuando tengo hambre y para llenar el estómago me como tres pepinos.

¿Compartirías una rutina express?
Pues para hacer tres días a la semana, planificaría trabajos cortitos de media horita y de alta intensidad. Habría que hacer un minicalentamiento de cinco minutos con movilidad articular y movimientos por el lugar y luego ejercicios muy simples de los que involucran a casi todo el cuerpo, como sentadillas, flexiones o saltos con alta intensidad.

¿Cuándo es mejor entrenar?
Depende de cada persona.

¿Cómo te ves dentro de diez o quince años?
Con un hijo, llevándolo a hacer surf.

Amparo Barbeta

Redactora de URBAN


Te puede interesar...