Paloma Granero: “Soy valiente porque no le tengo miedo a nada”

· 26 de Junio, 2017

Fotografía: Susana Vera


Paloma Granero vuela.  Con 37 años es la primera mujer española instructora especializada en paracaidismo de interior y la única profesional en activo.

Pionera. Suena bien.
En mi caso ha sido fácil serlo porque era la pasión la que me tiraba hacia adelante. El camino ha sido un poco complejo ya que, para conseguir mi sueño, me tuve que marchar fuera de España. Como mujer y como española he sido pionera gracias a mi pasión. Antes no era consciente de lo que ello significaba pero ahora sí que lo disfruto. Me encanta poder ayudar a otras personas a que disfruten en el centro Windobona con lo que yo también disfruto.

¿Cuánta gente se queda con la boca abierta cuando le dices a lo que te dedicas?
Bastantes. La verdad es que se lo tengo que explicar al noventa por ciento de todos los que me lo preguntan [ríe]. Pero también les tengo que explicar qué es un túnel de viento y que vuelo de manera profesional porque la gente, como no lo ha visto, no es capaz ni de imaginárselo.

¿Y qué cara ponen cuando descubren que ante ellos tienen a la primera mujer instructora especializada en paracaidismo de interior y la única profesional en activo?
El ‘¡guau!’ y el ‘¿en serio?’ se les escapa a muchos [ríe]. Muchos me lanzan una retahíla de preguntas que yo, encantada, les respondo. Mi profesión me fascina y me gusta compartir mi ilusión con los demás.

Tu vocación, sin embargo, es tardía. Hiciste tu primer salto de paracaidismo a los 26 años.
Yo no sabía que podía hacer esto. Estaba en mi casa viendo la tele, vi un salto tándem y dije ‘¡yo puedo hacer eso!’. Inmediatamente me fui al ordenador e hice una búsqueda en google porque pensé: ‘esto lo tengo que hacer ya’. Hice un salto, y dos, y tres…

¿Cuándo decidiste que esta iba a ser tu profesión?
Al par de años de empezar a saltar y de probar el túnel de viento me di cuenta de que me gustaba demasiado y que podía ser interesante explicar a los otros lo que yo sabía. Me gusta compartir mis conocimientos con los demás. Volar es algo muy grande porque te hace sentir diferente. Controlar tus movimientos en el aire es increíble y satisface mucho.

 


¿Qué se siente al volar?
Libertad de movimientos.

¿Una libertad que, sin embargo, contrasta con hacerlo encerrada en un túnel de viento?
La sensación es diferente pero en el túnel hay una mayor seguridad. Saber que no pasa nada permite disfrutar más de la experiencia. Al aire libre el componente adrenalítico es mayor y por eso no es una actividad para todos los públicos. Para saltar en paracaídas hay que tener algo diferente…; desde el avión caes, y en el túnel flotas. El paracaidista muchas veces entrena en el túnel. Hoy, por ejemplo, me he pegado una sesión de veinte minutos entrenando nue-vos movimientos dentro del  túnel.

¿Cómo se ve el mundo desde las alturas?
Gracias a Google Maps todo el mundo puede ver lo mismo que yo veo cuando se abre la puerta del avión a 4.000 metros de altura.

Con la adrenalina que descargas, imagino que estarás de lo más relajadita.
Después de una sesión duermes en la gloria porque, además de la descarga de adrenalina, está el gasto físico que se hace de pies a cabeza.

¿Quieres decir que es un deporte muy completo?
Cuando la gente lo prueba por primera vez tiene agujetas en sitios que no sabía ni que existían.

¿Valiente sería la palabra que mejor te describe?
Puede ser. Soy valiente porque no tengo miedo a nada. Pienso que los miedos están para superarlos y hacernos salir de nuestra zona de confort.

Como volar es tu trabajo, ¿qué es tu afición?
Disfrutar y estar con mi gente. El hecho de estar tantos años fuera me hace valorar más las pequeñas cosas.

Amparo Barbeta

Redactora de URBAN


Te puede interesar...