Antonio Resines: «Creo que “La reina” tiene más peso que “la niña”»

· 25 de noviembre, 2016

Cuando le preguntas a Antonio Resines sobre La reina de España, la película de Fernando Trueba que llega hoy a los cines, lo primero que te advierte con esa meteórica manera suya de hablar, para que no se te ocurra equivocarte, es que, ojo al dato, «no es una secuela, sino una continuación extraña de La niña de tus ojos, porque han pasado diecisiete años de verdad entre película y película». E inmediatamente, sin levantar el pie del acelerador de la sin hueso, te cuenta cómo les llamó el director para poner en marcha el proyecto: «Un día, con muy poca antelación, nos llama Fernando a todos aprovechando que estaba Penélope [Penélope Cruz] en España, y nos da el guion. Con dos cojones. Y nosotros vimos en seguida que la película estaba magníficamente armada. A mí me gustó desde el principio. Y me gusta todavía más ahora, que está hecha la película». Pero la sorpresa viene cuando indagamos sobre el argumento. Ahí, el cántabro Resines se explaya e inventa, digamoslo así, la inexistente historia de su personaje durante los diecisiete años en barbecho…

Sin destriparla, claro, cuéntenos de qué va la historia.

En La niña de tus ojos, yo (vamos, mi personaje, Blas Fontiveros, director de cine) desaparezco porque me detiene la Gestapo. Debía de tener una serie de problemas que no conozco y acabo en un campo de concentración, supongo que porque era un republicano exiliado, cosa que no era en absoluto, pero bueno… Además, he ayudado a escapar a Macarena Granada [el personaje de actriz interpretado por Penélope Cruz], de manera que Goebbels me manda a un campo de concentración, a que me pudra allí. Bueno, pues no me pudro. Me quedo en Alemania, trabajando de lo que puedo para sobrevivir, y en estas me entero (esto sí se cuenta un poco al principio de la película) de que me dan por muerto en España. A mí me parece bien y decido seguir muerto. Pero en un momento determinado me entero de que Macarena va a rodar una película en España. ¿Por qué? Porque mientras tanto la niña ha tenido una carrera meteórica en Hollywood y, por el acuerdo del régimen de Franco con los productores estadounidenses, fundamentalmente con Bronston… En fin, que vienen a rodar a España porque les dan muchas facilidades, que aquí entonces había una industria… Total, que decido volver y ahí empieza la película.

Antes dijo que La reina… le gustó desde que leyó el guion. ¿Más que La niña…?

Me parece más redonda. Pero, ojo, que a mí La niña… me gusta mucho. La ves ahora y dices: «¡Coño, está de puta madre!» Y han pasado años, ¿eh?, que se hizo en el 98… Pero, bueno, yo creo que esta tiene más peso: Ha pasado el tiempo, los personajes son más mayores y en la película se ve que la vida ha pasado factura.

Vamos, que es más dramática que La niña…

Sí, pero esa parte dramática está muy bien contada y con mucho humor, ¿eh? A mí me gusta mucho.

No hay más remedio que comentarlo: la película se estrena con varias polémicas a cuestas. Que si el cartel, que si una petición de boicot de la ultraderecha, que si una acusación de plagio de dos guionistas de La niña de tus ojos…

Bueno, lo del cartel no sé a qué respondía. ¿No gustaba porque Penélope está casada con Bardem? Patético. En fin, si te encuentras con un tío patético, que le den por el culo, directamente. Yo creo que es evidente que ha habido una especie de… no te voy a decir maniobra, porque algunos son incapaces de pergeñar nada juntos. Pero sí, hay una serie de gente a la que Fernando [Trueba] le cae mal por lo que dijo cuando le dieron el Premio Nacional de Cinematografía [«Nunca me he sentido español, ni cinco minutos de mi vida»]. Yo estaba allí, y, efectivamente, lo dijo, pero se sacó totalmente de contexto la frase.

Lo del supuesto plagio es otra cosa…

Si hay una demanda, un juez la admitirá a trámite o no. Pero parece una cosa un poco etérea… Estos no han firmado ningún contrato, en esta película no tienen nada que ver. Y en la anterior parece ser que tampoco. Y, ojo, que digo parece ser, presuntamente. Han hecho mucho ruido. ¿Por qué ahora? ¡Hombre!, a ver, Carlos López, suena mal, tío. Hace año y medio que se está preparando la película y todo el mundo sabe que la vamos a hacer. Y luego están determinados medios que le dan importancia a una cosa… Algunos periódicos de tirada nacional, el que quiera entenderlo que lo entienda. En fin, son polémicas que yo creo que no van a llegar a ningún lado, aunque alguna, evidentemente, hace daño.

Por tocar la televisión, que no para usted de trabajar: Ahora está en la serie iFamily, de TVE.

Sí, ahí estoy, haciendo maldades. Se estrenará en enero y va de una familia con dos hermanos que son dos golfos de mucho cuidado, y con cuatro hijos de uno de ellos, que digamos que los tienen un poquito abandonados. Yo soy un tío que tiene un bar en el barrio y que los conozco a los dos de pequeños,. Bueno, hago un poco como de controlador de la historia, más o menos…

Terminamos. ¿Cómo ve la Academia de Cine pasado este tiempo, aunque no mucho, desde su dimisión como presidente?

Pues mira, la verdad sea dicha, no tengo mucha relación ahora. No sé cómo están las cosas ni lo que están haciendo. Vamos, que no pregunto mucho.

Antonio M. Sánchez

Redactor de URBAN. Licenciado en Geografía e Historia. Máster en Comunicación y Periodismo. En "Levante-EMV" desde 1984. Ex-jefe de edición de "La Cartelera".


Te puede interesar...