Javier Mariscal: «Me gusta dibujar en el Ipad con el dedo, como nuestros ancestros»

· 9 de septiembre, 2016

¿Su teléfono vuelve a sonar?

Es cierto que durante un tiempo no sonaba. Pero nunca me quejé de ello, eh. Si lo dije es porque era un hecho.

¿No sería porque la gente prefería mandarle wasaps?

La verdad es que los clientes, lo primero que hacen, es enviar un email. Ahora, para llamar por teléfono, uno se lo piensa más. A la llamada le precede el email o el wasap.

¿O el Messenger de Facebook?

De esos tengo muchos. Muchísimos.

¿No me negará que es una comunicación algo fría?

No creo, simplemente ahora hay unas facilidades que antes no había.

¿Se maneja bien con las redes sociales o es reticente a su uso?

Nunca he estado reticente y las utilizo, por qué no. Tengo web desde no sé cuándo y enseguida que salió Facebook me lo hice. No soy de los que está todo el día conectado pero sí de vez en cuando. Tengo momentos en los que publico muchas cosas y momentos en los que no pongo nada.

¿Pero cotillea o no cotillea?

No, lo que me gusta es ver noticias, videos, cosas interesantes y trabajos de otra gente que me interesa. También miro Instagram. A veces una imagen me traslada a una web y, sin darme cuenta, voy descubriendo cosas que pueden ser de sitios rarísimos. De Facebook, lo que no me interesa y en lo que no pierdo ni medio segundo, es en la foto de alguien que está con su hijo o con un plato de comida. La gente que sigo en las redes suele hacer las cosas que yo hago y por eso interactuamos.

¿En qué momento de su vida le pillo?

En septiembre y con 66 años.

Y hoy Xàbia, su querida Xàbia, se está quemando (pasado martes).

Este verano he estado allí. Una pena lo que está pasando.

¡Cómo ha cambiado España desde que usted creó a Cobi!

¡Y cómo hemos cambiado nosotros!. Todo depende de la perspectiva con la que se mire.

¿A cuánto se paga el ingenio en España?

El ingenio y la creatividad es innata y está continuamente desarrollándose y como nuestras células van creciendo de forma imparable.

¿Qué proyecto tiene entre manos?

Estoy trabajando en un cómic de bastantes páginas pero no sé cuando lo tendré acabado.

Es un artista popular. ¿Le incomoda?

La verdad es que al ser dibujante no es para tanto y como ya no salgo cada día en la tele… Es agradable que, de vez en cuando, la gente me pare por la calle para felicitarme, darme un abrazo o decirme que le gusta mi trabajo. Vivimos en una sociedad muy educada y tranquila. Recibo a la semana tres o cuatro emails de gente que me dice ’maestro, me gusta mucho tal o cual cosa’.

¿Desde la Barcelona de Ada Colau cómo se ve la Valencia de Ribó?

Se ha dado un cambio bastante radical y, opino, a mejor. Se ha modificado la manera de hacer aunque no es fácil cambiar dinámicas.

¿Qué va a exponer en Pepita Lumier?

Va a ser la primera vez que enseñe apuntes y dibujos preparatorios para el proyecto de una película de animación de dos jóvenes de los años 70 que huyen de una Barcelona gris hacia Ibiza para hacerse hippies. Se verá cómo trabajo a los personajes. Todos los originales son digitales y están hechos con el Ipad y el ordenador. Con esto el producto se abarata y permite que el precio sea más democrático.

¿Arrincona el lápiz?

Lo digital es compatible con el lápiz. Dibujo en papel, acrílicos, óleos y acuarelas, pero cada vez lo hago más en soporte digital porque me gusta, se ahorra en papel y controla la impresión. Del Ipad me gusta el dibujar con el dedo que es lo hacían nuestros ancestros.

Amparo Barbeta

Redactora de URBAN


Te puede interesar...