Dominique A: «Creo que todavía estoy empezando»

· 3 de junio, 2016

Texto: EDUARDO GUILLOT

Era una de las visitas más esperadas de la temporada de conciertos internacionales en Valencia, ya que Dominique A se ha convertido en un habitual de nuestros escenarios, pero graves problemas familiares han obligado al cantautor francés a suspender su actual gira, en la que presentaba el notable Éléor, un disco donde parece volver al sonido de sus inicios, pero con el bagaje y la experiencia que otorga una trayectoria larga y sin tropiezos. Antes de que se anunciara la cancelación, hablamos con él sobre la grabación y el contenido del álbum.

Tras Vers le lueurs, un disco muy eléctrico y con metales, en Éléor apuestas por las cuerdas y un tono más calmado. ¿Por qué?

Inicialmente deseaba grabarlo en trío, con Sacha Toorop y Jeff Hallam, que son músicos muy poco convencionales. Me encantan los power trios de los ochenta, como The Jam. Obviamente, el disco no tiene esa energía, pero quería experimentar un regreso a mis años juveniles, cuando tocaba en bandas new wave. Luego añadí las cuerdas y opté por ser todo lo clásico que pudiera, tratando de no pervertir las canciones con arreglos extraños. Es la diferencia más importante con el disco anterior.

El disco está lleno de referencias geográficas. ¿Te lo planteaste como un mapa de viajes?

He tratado de ir lo más lejos posible en ese sentido. Ya lo hice antes en temas como Valparaiso. Me gustan las canciones con nombres de lugares, porque involucran la imaginación del oyente y lo convierten en participante activo. Pero es la última vez que lo haré, porque no quiero que se convierta en una fórmula fácil y tampoco deseo repetirme, ya he llevado ese recurso todo lo lejos que podía.

En Regresar, la novela que escribiste, Provins también jugaba un papel fundamental. ¿Cómo asocias lugares y canciones?

Es diferente en cada caso. Central Otago, por ejemplo, está relacionada con un viaje que hice a Nueva Zelanda. Sin embargo, nunca he estado en Éléor, que es una pequeña isla de Dinamarca; ni tampoco en Oklahoma, pero leí un libro sobre la gran depresión de los años treinta en Estados Unidos que me inspiró la canción Oklahoma 1932. Creo que los lugares son casi tan importantes en el carácter como la psicología o la vida familiar. Es algo que siempre tengo presente.

El disco incluye también un tema titulado Semana Santa. ¿Puedes explicar su origen?

Se me ocurrió paseando por la parte vieja de Cádiz, donde he tocado a menudo. He visitado Andalucía varias veces durante esas fechas, he asistido a procesiones y vi una banda en particular que me impresionó mucho. No es una canción para complacer a mi audiencia de ahí, aunque es un hecho que a veces escribo cosas relacionadas con España, como Hasta que el cuerpo aguante. Al margen de los países francoparlantes, es el único lugar donde puedo tocar frente a un público que no me entiende pero conecta conmigo. Esa relación existe y me inspira de forma natural.

En esa relación ha tenido mucho que ver el sello Green Ufos, que te dio a conocer en España. Actualmente, sin embargo, trabajas con otra compañía. ¿Ha sido duro romper una relación tan larga?

Mucho. Si puedo visitar España es gracias a Rafa López, el fundador de Green Ufos, y aprecio mucho haber tenido la posibilidad de colaborar con él todos estos años. Cuando planteamos la gira surgieron algunas dificultades con mi agencia francesa, y aunque traté de mediar entre ellos, no se pudieron solucionar y al final la relación se había deteriorado. Pero agradezco el trabajo que han hecho durante todo este tiempo.

Éléor es el décimo disco de tu carrera. ¿Que ves cuando echas la vista atrás?

Creo que todavía estoy empezando. En cierto sentido, diez discos es mucho, pero tampoco tanto. Siempre que entro a grabar me planteo hacer el álbum definitivo, me gusta trabajar marcándome esa meta, y desde L’Horizon creo cada vez estoy más cerca de conseguir mi objetivo inicial. lógicamente, siempre hay cosas de las que te arrepientes o que cambiarías si pudieras, de ahí que sienta que estoy partiendo de cero constantemente, y así seguiré hasta que llegue la muerte.

Apenas unos días después de mantener esta conversación, Dominique A anunciaba a través de un comunicado en redes sociales su imposibilidad de desplazarse a nuestro país, pero también su intención de «tener la oportunidad de ponerse al dia rápidamente». Actualmente, los promotores de su gira española trabajan con la intención de reubicar en junio los conciertos cancelados, siempre y cuando los problemas familiares del músico se hayan resuelto para entonces. De ser así, el francés actuaría en Valencia tal como tenía previsto, acompañado por los músicos Sacha Toorop (batería), Jeff Hallam (bajo) y Boris Boublil (teclados, guitarra), aunque queda por confirmar la sala donde tocaría.


Te puede interesar...