David Delfín: «Los desfiles son para mí como una especie de exorcismo»

· 8 de junio, 2017

David Delfín, fallecido el pasado sábado, participó como diseñador invitado en la antigua Semana de la Moda de València en la edición otoño-invierno 2008-2009. En URBAN queremos recordarle por su moda y sus palabras, recuperando esta entrevista que fue publicada en Levante-EMV el 31-1-2008.

 

-¿Qué tienen los delfines?
-Me gustan los animales, pero los delfines siempre me parecieron especiales. Yo creo que tiene que ver con el amor. ¿Por qué eliges a alguien? No lo sé.
Me quedó como apodo y al final acabé utilizándolo y lo adopté.
-¿Todavía le preguntan por la polémica del desfile de Cibeles de 2002? ¿Qué queda de aquello?
-Qué va, muy poco. Creo que se recuerda como un paso, un eslabón de la cadena que estoy construyendo y que espero que sea muy larga, kilométrica. Con el tiempo he demostrado mi perseverancia, mi esfuerzo y mi trabajo y aquello ha quedado como algo anecdótico.
-¿Qué escandaliza a David Delfín?
-A mí me escandaliza la violencia, los malos tratos entre seres humanos o a los animales. Me escandaliza la mentira cuando viene de alguien a quien has demostrado tu confianza.
-¿»L’enfant terrible» está domesticado?
-Hay gente que dice «yo no he cambiado». A mí eso me da miedo. Hay que cambiar. Yo me dejo tocar por todo, alquilo una película que me emociona y me transforma. Yo no puedo decir que soy el mismo que hace años. Pero hay una cosa que no he perdido, mi inquietud. Me preguntan ¿te gusta provocar? Me gusta provocar emociones.
-¿Por eso es diseñador?
-Siempre he sido muy inquieto y pienso que la creatividad se agarra a cualquier superficie. La moda para mí es una plataforma maravillosa, un medio que se deja contaminar por todo. Puedo trabajar la música, la escenografía, la carga teatral, la iluminación.
-Las puestas en escena tan potentes ¿no corren el riesgo de dejar en segundo plano la ropa?
-No me preocupa, para mí todo está en el mismo nivel. Yo no hago una colección y luego pienso qué música poner o qué escenografía hacer. Yo lo pienso todo. Tengo una forma de trabajar en la moda que es muy cinematográfica. Alguien podría decir que en su opinión o su criterio -yo prefiero los criterios a las opiniones- que una parte es más potente que otra. Y no digo que no.Tampoco me preocupa equivocarme porque si no hay equivocación no hay crecimiento. Y no me preocupa que unas colecciones resulten más interesantes que otras. Valoro igual todo el trabajo. Hay mucha presión, las colecciones cada seis meses son como niños prematuros.
-Con cada desfile ¿se ahorra una sesión de psicoanálisis?
-El psicoanálisis no lo dejo ni en los desfiles. Busco un hueco y si no puedo ir, llamo por teléfono (ríe). Es verdad que los desfiles son como una especie de exorcismo. Mi vida y mi trabajo en mi caso son la misma cosa. No me da vergüenza confesar que en muchos desfiles necesito un momento de intimidad, que es el título de la próxima colección, y me pongo a llorar para desahogarme. Cuando está todo armado y lo veo, es como un desgarro.
-Si cuesta poner de acuerdo a dos personas ¿cómo funciona su equipo que son cinco?
-Con el paso del tiempo -han pasado ya siete años- cada uno nos hemos ido colocando en su lugar. Lo bonito es que este proyecto nos ha construido a todos.
-¿Cuánto y cuándo diseña?
-Todo el tiempo. Tengo la suerte de poder trabajar en lo que me gusta.
-¿Qué visión tiene de València?
-Vengo a menudo. Hay una firma de Burriana con la que trabajo para los accesorios. En tren es un viaje muy agradable. La ciudad me parece fantástico cómo se está poniendo, es uno de los referentes a nivel nacional: la arquitectura, la Copa del América, ha sido espectacular.
-¿Le interesa la política?
-Me interesa en el sentido de cómo repercute en lo social. Y me obliga a posicionarme. He vivido mal tanta crispación. Y estoy contento con el Gobierno de los últimos años.
-Ha confesado su admiración por Josep Beuys y su influencia en su carrera. Beuys decía que el arte es curativo. ¿Lo ve así?
-Exacto. En la próxima colección hay una referencia a Louis Bourgeois. Ella dice que el arte es cordura, salud también mental. Es una frase que aparece en la siguiente colección.

Susana Golf

Susana Golf es la directora de la revista Urban. Periodista de Levante-EMV desde 1988, ha sido jefa de sección de Valencia y de Sociedad y coordinadora del suplemento Extra Moda.


Te puede interesar...