Julio Bustamante: «Siempre he ido a contracorriente»

· 23 de noviembre, 2017

Fotografía: Julio Bustamante & Lavanda


Texto: Eduardo Guillot

El veterano cantautor valenciano publica “La misión del copiloto”, un disco que marca su regreso al sello El Volcán y en el que vuelve a trabajar con el equipo de producción de su anterior trabajo. Nacho Vegas y Maria Rodés protagonizan las colaboraciones estelares.

 

Es ya el decimotercer disco en solitario de un Julio Bustamante que, además, ha grabado con Maderita, formó parte de In Fraganti y trabajó con regularidad con Remigi Palmero. Una auténtica leyenda de la música popular valenciana que se embarca ahora en La misión del copiloto.

 

¿Cómo se ha gestado este disco?

“En el nombre del gato” se editó en Navidad de 2014, han pasado dos años y medio desde entonces. La misión del copiloto quizá podía haberse publicado antes, pero ha participado tanta gente que nos hemos tenido que armar de paciencia. El anterior fue más sencillo, porque lo grabamos entre cinco personas. Esta vez ha habido involucradas doce. Cuando salió el disco anterior, mi hijo Lucas, que ya estaba tocando el bajo conmigo, se dio cuenta de que necesitábamos asentar una banda, porque ya estábamos en terreno pop. Entonces se incorporaron Luis Alcober (teclados) y Santi Bernal (batería). A partir de ahí, empezamos a trabajar las canciones como quinteto y a rodarlas en directo, algo que rara vez habíamos hecho antes y ha supuesto una gran ventaja.

 

¿Se puede considerar que dispones de una banda estable a tu servicio por primera vez en tu carrera ?

Así es, y se nota muchísimo. Todavía tocamos a veces en trío, Lucas, Montse Azorín (voz) y yo, en un formato que da mucha importancia a las voces, pero es cierto que nunca he tenido un grupo tan estable. He tocado con grandes músicos, como Alberto Tarín, Lucho Aguilar, Julio Serrano… Pero eran actuaciones puntuales. Las cosas han cambiado mucho, porque ahora podemos ensayar regularmente.

 

El equipo formado por los catalanes Cristian Pallejà, Hans Laguna y Ferran Resines vuelve a encargarse de la producción. ¿Se consolida una alianza de futuro?

Desde la época en que coincidí con Fred i Son e hicimos el documental “Bustamante Perkins” (2013), hemos tocado juntos a menudo, y teníamos claro que íbamos a seguir colaborando con ellos. Empezamos a grabar las canciones en el estudio casero de Montse, y luego introdujimos las baterías. En noviembre nos fuimos a Barcelona y volcamos todo ese material para que empezaran a trabajar. Ha sido muy fácil y natural, somos muy amigos y conocen muy bien mis canciones. Les entregamos los temas tal como suenan en directo y les dimos mucha libertad, confiábamos plenamente en su trabajo.

 

En el disco destaca la colaboración de Nacho Vegas, en la canción “Iratxi”. ¿Cómo surgió?

Ya habíamos coincidido en un acto contra los CIES (centros de internamiento de extranjeros) que se celebró en València. Hans Laguna tocaba con él en Gijón y aprovecharon para hacer la grabación.

 

No es el único invitado. Clara Viñals repite y se suma también Maria Rodés. Además, está la voz de la siempre fiel Montse Azorín. Es un disco muy femenino.

Se trata de dejarse llevar sin reservas por la ternura. Por diferentes circunstancias, estos últimos años han sido muy intensos a nivel emocional, a lo que se ha sumado una historia personal muy bonita: Ella me pidió que, mientras estuviéramos juntos, le hiciera una canción cada mes. Por eso el universo femenino está tan presente en el repertorio. El disco es como un diario.

 

En el álbum anterior había una adaptación de Walt Whitman. Esta vez el elegido es Sam Shepard, en “La doble”. ¿Es una forma de rendirle homenaje póstumo o era anterior?

La teníamos grabada desde hace dos años. La primera versión de La doble la hice para “Lluvia cascabel” (2008). Se quedó fuera del disco de Maderita y de “En el nombre del gato”, porque no nos daba tiempo a meter tantas canciones. Y ha sido mejor, porque era un tema swing/folk que funciona muy bien al tocarlo como un rock and roll suave. Pero la estructura es la misma, porque ya venía marcada por la letra.

 

¿Te pasa con muchas canciones?

Tengo un archivo bastante extenso, y al final cada canción descubre en qué disco va. Algunas, como “Paraísos de ilusión” o “La mujer que no”, tampoco cupieron en “Lluvia cascabel”, las deseché porque me parecían muy folk, y luego encajaron perfectamente en el repertorio de Maderita.

 

Eres un músico veterano. ¿Piensas mucho en el paso del tiempo?

Por supuesto. Me encuentro bien, gracias a Dios, y tengo mucha gente que me apoya, afortunadamente, pero nadie va a durar para siempre. Soy muy consciente de que le debo mucho a quienes están a mi alrededor, a nivel personal y musical. Desde el principio, siempre he ido a contracorriente, eso no ha cambiado nunca, pero, con el paso del tiempo, la gente ha ido valorando mi trabajo, y tengo la impresión de que ha sido más por las letras que por la música, aunque para mí una cosa va indisolublemente ligada a la otra. Siempre he estado al margen de las modas, y no creo que eso vaya a cambiar.

 

En el periodo entre el anterior disco y este ha dejado de existir Comboi Records, un sello discográfico con el que te unía una relación muy especial, motivo por el que “La misión del copiloto” ha sido editado por El Volcán. ¿Fue fácil llegar a un acuerdo?

Comboi no era deficitaria, pero entiendo que Carlos Carrasco decidiera no seguir con el proyecto una vez que se jubiló. Estaba cansado de bregar. Javier Liñán, de El Volcán, ya había publicado el disco de Maderita, y trabajaba en Chewaka (subsello de Virgin) cuando salió “Entusiastas” (1998). Siempre ha estado ahí. Hablé con él y no hubo ningún problema.

 

¿Qué significará trabajar de nuevo con un sello de Madrid, tan asentado a nivel nacional?

Todavía estamos pendientes de algunas reuniones, pero lo que más nos interesa, tanto a ellos como a nosotros, es tocar en directo al máximo. En los últimos años hemos actuado bastante, pero sin duda va a ser importante tenerlos al lado de cara a los conciertos que podamos hacer con este disco.

Eduardo Guillot

Periodista cultural


Te puede interesar...