LUNA: «No hemos hablado sobre el futuro de la banda»

· 10 de octubre, 2017

Fotografía: Luna © Luz Gallardo


Texto: Eduardo Guillot

Cuando contesta a la llamada telefónica, el risueño Dean Wareham asegura recordar algunas de sus noches locas en València, una ciudad donde Luna siempre ha gozado de excelente acogida. Ahora, tras la resurrección de la banda, que se completa con Sean Eden, Britta Phillips y Lee Wall, vuelve al lugar de los hechos para presentar dos nuevos trabajos discográficos en los que abundan las sorpresas. El primero de ellos, “A Sentimental Education”, es un álbum integrado por versiones de The Cure, Mink DeVille, Mercury Rev, Fleetwood Mac o The Velvet Underground, entre otros. El segundo, “A Place Of Greater Safety”, es un EP con seis composiciones instrumentales.

 

Como seguramente sabes, The Dream Syndicate acaban de volver a la actividad discográfica con un álbum titulado “How Did I Find Myself Here?” (¿Cómo he llegado hasta aquí?). Dado que es un caso similar al de Luna, la pregunta es: ¿Cómo has llegado hasta aquí?

(Risas) A veces me he hecho esa misma pregunta estando de gira, uno de esos días en que estás tocando en una minúscula ciudad de Alemania y solo hay veinte espectadores… Es una cuestión complicada. ¿Cómo he acabado viviendo en Los Ángeles? ¿Cómo he terminado grabando un nuevo disco de Luna?

 

Vayamos con Luna.

En 2015 hicimos una gira española celebrando que se cumplía una década tras la disolución de la banda, y que además coincidió con el veinte aniversario del disco “Penthouse” (1995), y la verdad es que todos lo pasamos muy bien. De hecho, fue bastante más divertido que diez años atrás. Nos llevábamos mejor entre nosotros, los diez años de separación resultaron saludables, todos nos sentíamos felices de estar allí otra vez. Fue una sorpresa y pensamos que estaría bien repetir y aprovechar para sacar un disco de versiones, algo que siempre nos había gustado y que ya barajamos años atrás.

 

¿Era necesario sacar un disco nuevo para no convertiros en un mero grupo nostálgico?

Eso es verdad, pero tienes varias opciones en este caso. Television, por ejemplo, tocan su repertorio clásico, aunque no giran mucho, solo hacen conciertos de vez en cuando, lo cual también está bien. Hay gente que pensará que grabar un disco de versiones es una opción cómoda o fruto de la pereza, pero en realidad ha sido muy interesante y espero que guste a los fans más que si nos hubiéramos puesto a componer canciones nuevas después de tanto tiempo. Cuando las bandas llevan muchos años en activo, como los Buzzcocks, o se separan y luego regresan, como Dinosaur Jr., ¿compras sus discos nuevos? ¿Escuchas lo que hacen ahora?

 

Eso es cierto. Rara vez logran estar a la altura de sus discos clásicos. ¿Es una de las razones por las que habéis grabado versiones e instrumentales?

Bueno, son dos cosas que no habíamos hecho antes. Me gusta mucho el EP instrumental, lo hemos grabado bastante rápido.

 

Ya habíais grabado versiones de Serge Gainsbourg, Nilsson o Guns N’Roses. ¡Incluso de Paula Abdul! ¿Qué debe tener una canción para que decidas reinterpretarla?

Lo más importante es que sea capaz de cantarla (risas). Obviamente, me tiene que gustar la canción. Solo hemos grabado temas que no me gustan en un par de ocasiones, porque alguien nos ha contratado específicamente para hacerlo, como fue el caso de “Straight Up”, de Paula Abdul, que nunca me ha gustado. Muchas de ellas son canciones oscuras de artistas olvidados o de discos minusvalorados. Hemos incluido, por ejemplo, “One Together”, de los primeros Fleetwood Mac, con los que la gente no está muy familiarizada, o “Let Me Dream If I Want To”, de Mink DeVille, que es de un directo en el CBGB y nunca fue grabada en estudio.

 

También está “Fire in Cairo”, de The Cure. Hace unos años, Dean & Britta grabasteis otra suya, “Friday I’m Love”. ¿Es una de tus bandas favoritas?

Cuando era joven. Los dos o tres primeros álbumes. “Three Imaginary Boys”, que en Estados Unidos apareció con el título de “Boys Don’t Cry”. También “Faith” y “Seventeen Seconds”. Adoro esos discos. Luego perdí el interés en ellos, pero han continuado haciendo algunos singles muy buenos, aunque la producción no me convence demasiado, con esa manera oscura de tocar la guitarra en canciones que son eminentemente pop. Creo que los vi en directo en un festival en los noventa.

 

Quizá la mayor sorpresa sea encontrarse con “Sweetness”, de los progresivos Yes, a quienes nadie relacionaría con Luna ¿Por qué la elegiste?

Es verdad (risas). Es muy impactante, sí. La verdad es que no me gustan la mayoría de los discos de Yes, y tampoco conozco del todo bien a la banda, hay un par de hits que obviamente reconozco, pero nunca me he comprado un disco suyo. Esta canción es de su primer disco, antes de que se convirtieran en una cosa muy diferente. Estaba en la banda sonora de la película “Buffalo 66” (Vincent Gallo, 1998), junto a alguna otra suya, y me gustó.

 

 

Elegir a David Bowie (“Letter to Hermione”), Bob Dylan (“Most of the Time”) o los Rolling Stones puede parecer más predecible, pero en todos los casos se trata de canciones poco obvias. ¿Tenías la intención de descubrir esos temas al oyente?

Es parte del juego. Mucha gente ni siquiera conoce el disco de los Rolling Stones “Metamorphosis”, donde se incluye “(Walking Thru’ the) Sleepy City”. En realidad no es un disco suyo, hay canciones donde el único que participa es Mick Jagger con músicos de estudio, pero el disco al final salió a nombre del grupo. Con el primer álbum de Bowie pasa algo similar. “Space Oddity” fue un gran éxito, pero la gente no conoce tanto el resto de canciones. Son temas que me encantan. Cuando Bowie murió, un amigo puso en internet un vídeo con una interpretación temprana de “Letter to Hermione” que me gusta incluso más que la versión del disco, era un video inusual, muy personal y triste, con esa canción dedicada a su exnovia…

 

Durante años asoció tu trabajo con The Velvet Underground, casi ha sido una maldición para ti…

Sí, lo ha sido. ¿Pero sabes qué? Si realmente me lo tomara así, no hubiéramos escogido una canción suya.

 

Lo curioso del caso es que has seleccionado “Friends”, escrita por Doug Yule y perteneciente a una época en que Lou Reed ya había dejado la banda.

Durante toda mi vida había visto ese disco, “Squeeze”, en las tiendas, a precios bastante elevados, y como ya no estaba Lou Reed pensaba que, al fin y al cabo, tampoco eran realmente los Velvet Underground. De hecho, ya había pasado por la banda Willie Loco Alexander, de quien también hemos grabado “Gin”. Ahora el disco está en Spotify, he podido escucharlo con tranquilidad y, vale, puede que de las diez canciones me gusten solo dos, pero una de ellas es “Friends”. Me recuerda un poco a “Ride into the Sun” o “Who Loves the Sun”, canciones complicadas con muchos cambios de acordes. Yule nunca tuvo el reconocimiento que merecía, así que cuando empezamos a trabajar en el disco pensé incluirla. Quizá Lou se sentiría molesto porque la banda continuó sin él, pero en aquella época, si un manager era propietario del nombre de un grupo, podía usarlo. Y lo hicieron, aunque fue una idea ridícula seguir sin Lou Reed. De todos modos, es una bonita canción.

 

Además habéis publicado “A Place of Greater Safety”, un EP instrumental. Dos discos y ninguna letra tuya. Es extraño, dado que eres un buen escritor.

Gracias. No sabría darte una explicación, excepto que he escrito pocas letras últimamente. Quizá estoy un poco perezoso. Actualmente vivo en Los Ángeles, y el clima es tan bueno que no apetece mucho escribir canciones. Prometo que lo haré el año que viene. Pero también nos atraía la idea de hacer atractiva una canción sin necesidad de letra. A veces, poner la voz la estropea.

 

¿Cómo es vivir en Los Ángeles para un neoyorquino como tú?

Dicen que Los Ángeles está bastante mejor que hace unos años, justo al contrario que Nueva York. Cada vez hay aquí más gente de Nueva York o San Francisco. Ambas son ciudades fascinantes, pero de manera muy diferente. Creo que me voy a quedar por un tiempo. En Los Ángeles es más fácil ser músico. Hay sitio, posibilidades y todas esas cosas que necesitas, como amplificadores y locales. En Nueva York es más complicado ahora.

 

Uno de los instrumentales se titula “Spanish Odissey”. ¿Alguna explicación?

Dos de los temas del EP estaban en “Tell Me Do You Miss Me”, el documental sobre Luna dirigido por Matthew Buzzell en 2006, pero los hemos regrabado y ahora son diferentes. En la película, “Spanish Odissey” suena en un momento en que estamos perdidos por Cádiz, en plena tormenta, y por eso decidimos rebautizarla así.

 

De alguna manera, es un EP que conecta con vuestro trabajo para cine, en películas como “Una historia de Brooklyn” (“The Squid and the Whale”, Noah Baumbach, 2005).

Sí, nuestro sonido es bastante susceptible de adaptarse al cine. “Around and Around”, por ejemplo, estaba escrita directamente para “Tell Me Do You Miss Me”. Una vez más, es una ocasión para trabajar sin usar la voz, algo que puede sacarte de contexto totalmente, especialmente si se trata de una canción de U2 (risas).

 

¿Puedes hablar sobre tu relación con el director Noah Baumbach? No solo ha incluido música de Luna en sus películas, sino que te ha ofrecido pequeños papeles en films como “Frances Ha”, “Mientras seamos jóvenes” o “Mistress America”.

Es cierto, siempre acabo involucrado en sus películas, ya sea haciendo la música o actuando. Nos vimos la otra noche, en su fiesta de cumpleaños. Es una de esas personas que te cuida. Pero nunca he pensado en actuar, es pura diversión. Lo mío es escribir canciones. Es un gran director y supone un placer trabajar con él.

 

¿Habrá más discos de Luna en el futuro?

No lo sé, en realidad no hemos hablado de ello. Ya veremos cómo nos sentimos el próximo año. Ahora todo es más complicado. Vivimos en ciudades diferentes, es difícil juntarse para grabar… No sé, ya veremos. Tengo un disco nuevo prácticamente terminado, grabado con mi amigo Cheval Sombre, con más versiones, en este caso de canciones country & western, que quizá saquemos en algún momento el año que viene, a nombre de los dos.

 

¿Dónde deja toda esta actividad el proyecto Dean & Britta?

No tenemos planes para hacer otro disco. Ya pasamos mucho tiempo juntos, y eso significaría incrementarlo. Quizá hagamos un single el año que viene, pero no hay intención de grabar un álbum. Creo que es bueno estar haciendo otras cosas.

 

 

Eduardo Guillot

Periodista cultural


Te puede interesar...