PIXIES: «Esta es la mejor época del grupo»

· 24 de Julio, 2017

Fotografía: Pixies © Travis Shinn


Texto: Eduardo Guillot

Regresaron a los escenarios en 2004 y se pasaron una década echando mano de su repertorio histórico, pero en apenas tres años han grabado “Indie Cindy” (2014) y “Head Carrier” (2016), dos discos con material nuevo. Veteranos de la escena independiente de los noventa, en unos días visitan el Low Festival (Benidorm) para ofrecer el único concierto que darán en España este año.

 

En el cartel les flanquean Franz Ferdinand, Mando Diao, The Hives o Nada Surf, pero no hay duda acerca de cuál es la banda que centra todas las miradas en el Low 2017. Pixies ofrecen su único concierto en España este año en el festival de Benidorm, y tras la edición de “Head Carrier” y la consolidación de Paz Lenchantin como bajista parece que la banda liderada por Black Francis está viviendo una segunda juventud. Para constatarlo, hablamos con Dave Lovering, su batería.

 

Cabezas de cartel con tres décadas de carrera a la espalda. ¿Cómo os sentís?

Nos encanta España, siempre hemos disfrutado tocando allí. Recuerdo un gran show en Valencia hace muchísimos años. Es la primera vez que tocamos en el Low, y después de treinta años somos mejores músicos, así que debería ser un concierto mejor.

 

¿No hay bandas capaces de tomar el relevo a los grandes iconos indies de los ochenta y noventa?

Mucha gente opina lo mismo. Nosotros somos modestos y muy humildes. Es fantástico tener tanto reconocimiento, pero para nosotros solo significa disponer de un trabajo y tocar mucho, así es que estupendo.

 

Entonces, ¿no te sientes un dinosaurio?

No (risas). Tengo 55 años y aún toco bastante bien. Grabamos “Head Carrier” precisamente porque pensamos que todavía tenemos algo que ofrecer, así que seguimos en ello.

 

Ya han pasado trece años desde vuestro regreso. ¿Qué es lo que más estás disfrutando?

El hecho de que los fans nos hayan dado una segunda oportunidad. Cuando la banda se separó, nunca pensamos que volveríamos a tocar juntos, así que ahora lo aprecio mucho más. Eso no quiere decir que no lo hiciera la primera vez, pero ahora, y hablo por todos, estamos disfrutando mucho. Es la mejor época del grupo, nos llevamos de maravilla… Eso es lo mejor.

 

Durante largo tiempo os limitasteis a salir de gira, pero en apenas cuatro años habeis editado dos álbumes. ¿Cuál es el motivo? Ambos se grabaron después de que Kim Deal se marchara. ¿Hay alguna relación entre una cosa y otra?

No, ninguna. Cuando nos reunimos en 2004, y durante siete años, hasta 2011, estuvimos tocando nuestras viejas canciones. Llegó un momento en que nos asustamos, porque había pasado mucho tiempo y eso nos hizo pensar en si íbamos a convertirnos en una banda revivalista. Fue entonces cuando empezamos a componer canciones nuevas, queríamos mirar hacia delante. Con el primer EP de los que después integrarían “Indie Cindy” estábamos un poco preocupados, porque una nueva generación iba a juzgar nuestro trabajo y lo iban a comparar con los discos previos. Por eso “Head Carrier” ha funcionado mejor. Y puedo avanzarte que habrá más en el futuro.

 

De hecho, “Head Carrier” es bastante mejor que “Indie Cindy”.

Estoy de acuerdo. Lo interesante del asunto es que, como batería, toco en una plataforma detrás de la banda y estoy más elevado que los demás. Eso me permite comprobar cómo la gente responde a las canciones del nuevo disco. Las disfrutan tanto como las antiguas, y es algo que nos alegra mucho.

 

Debe ser difícil estar al nivel de “Doolittle” o “Bossanova”, ¿no?

No tenemos una fórmula. A la gente le gustan mucho nuestros álbumes clásicos, pero dejando aparte “Doolittle”, creo que “Head Carrier” se puede comparar con “Bossanova” o “Trompe Le Monde”. Hay algo en el disco que remite a nuestro sonido anterior, aunque no lo hayamos buscado de manera consciente.

 

Los dos discos que habeis editado demuestran también que no solo habeis vuelto por el dinero.

Es evidente que vendiendo discos no se gana dinero. Los hemos hecho por el placer y la diversión de componer canciones nuevas, lo pasamos muy bien con ello. El dinero está en las giras. Y en el merchandising. Si tienes buen merchandising, puedes ganar mucho con él. Hay bandas que se mantienen gracias a eso.

 

Tampoco habeis sido los únicos en volver. Afghan Whigs, Jesus & Mary Chain, Ride, Dream Syndicate, Slowdive y otras bandas de los ochenta y noventa están grabando discos nuevos después de muchos años de silencio. Steve Wynn (The Dream Syndicate) dice que es una buena manera de ver lo que hiciste en el pasado y preguntarte dónde estás ahora. ¿Estás de acuerdo?

Es una forma de verlo. Desde luego, hay una reflexión acerca de dónde estamos. En nuestro caso, cuando nos reunimos éramos más grandes que cuando nos separamos, lo cual es gracioso. Era un cambio inesperado, porque la banda había crecido mucho y su influencia era mayor después de habernos separado.

 

No puedo evitar acabar la entrevista preguntando por tu trayectoria como mago, toda una sorpresa.

Cuando los Pixies se separaron, dejé de tocar la batería. Una vez visité una convención de magos y vi algunos trucos que me volaron la cabeza, así que empecé a leer sobre el tema, ver vídeos y tomar clases para convertirme en un mago profesional. Y a eso me dediqué durante todo el tiempo que transcurrió entre la separación y el regreso. Pero te voy a ser sincero: No se pagan las facturas trabajando como mago, así que fue estupendo que los Pixies regresaran. Eso sí, continúo haciendo algún show de vez en cuando.

 

 

Eduardo Guillot

Periodista cultural


Te puede interesar...