UB40: «Apoyamos a Jeremy Corbin y los laboristas»

· 17 de julio, 2017

Fotografía: UB40


Texto: Eduardo Guillot

El próximo año cumplen cuatro décadas en activo, desde que allá por 1978, cuando todos estaban en el paro, decidieron poner en marcha una banda que, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los nombres clave en la popularización mundial del reggae. La formación, que prepara nuevo disco a través de la plataforma PledgeMusic, forma parte de la programación de la Feria de Julio, motivo por el que llamamos por teléfono al guitarrista y miembro fundador Robin Campbell.

 

El año que viene celebráis cuatro décadas en activo. ¿Hay prevista alguna celebración especial?

Sí, estamos pensando en ello, sobre todo porque no hay periodista que no nos lo recuerde y nos pregunte qué vamos a hacer para celebrarlo (risas). Quizá hagamos un show que conmemore el aniversario. No lo sé. Hemos hablado de ello, pero aún no sabemos bien qué haremos. Supongo que al final grabaremos un disco nuevo y saldremos de gira.

 

¿Ha sido fácil sobrevivir durante tanto tiempo?

Para nosotros ha sido sorprendentemente fácil. Hemos tenido problemas a lo largo de los años, altos y bajos, pero es algo normal en una banda, sobre todo si dura tanto tiempo. Hemos seguido haciendo lo que hacemos porque nos gusta. Por suerte, tenemos una base de fans que nos ha seguido y se ha mantenido fiel, y al mismo tiempo hemos ido ganando otros con el tiempo, hay mucha gente joven que sigue viniendo a nuestros conciertos. Somos muy afortunados.

 

En 1978, cuando se formó la banda, el punk era la principal fuerza musical en el Reino Unido, pero escogisteis tocar reggae. ¿Por qué?

Bueno, en el lugar de donde veníamos nosotros, la fuerza musical dominante era el reggae. Vivíamos en los suburbios de Birmingham, una zona de inmigrantes, así que desde que era muy pequeño escuchaba música pop jamaicana. Incluso antes de que fuera reggae, ya escuchaba ska, y luego, en lo sesenta, rocksteady… Con eso crecimos y es la música que amamos. El punk no nos afectó tanto, excepto por el hecho de que surgieron muchas bandas y fue algo revolucionario que todo el mundo podía subirse a un escenario a tocar. Era muy popular estar en un grupo, y donde vivíamos había muchos, tanto de reggae como punks. De hecho, a los punks también les encantaba el reggae, y eso fue estupendo para nosotros, porque tuvimos público desde el principio.

 

Don Letts, que era el disc jockey del Roxy en Londres, ha contado a menudo que la música que pinchaba era reggae, porque aún no había discos de grupos punk.

Absolutamente. Nosotros tampoco escuchábamos grupos punk. Los había que tocaban en directo, pero la música que sonaba en los clubs y discotecas era reggae. Y rhythm and blues americano, Tamla Motown, Stax… Fue música muy importante también para nosotros, pero la jamaicana era la que predominaba. Cuando decidimos montar una banda, nunca hubo discusión alguna sobre la música que haríamos: Sería reggae. Fue una decisión muy simple para nosotros.

 

En todo caso, ambas han sido consideradas siempre músicas rebeldes, y eso establecía una conexión.

En realidad, el reggae se convirtió en música rebelde en los años setenta. El reggae original que yo escuchaba cuando era crío no era música rebelde, sino pop, y la mayoría de canciones eran versiones de temas ingleses y americanos. No fue rebelde hasta que fue adoptada por el movimiento rasta, hasta Bob Marley y sus contemporáneos.

 

No hubo discusión sobre tocar reggae, pero el género tiene muchas derivaciones.

Sí, claro. Nos encantaba el dub, por ejemplo, y queríamos ser una banda reggae dura, pero no había ningún plan preconcebido, y la combinación de la gente en la banda fue lo que dio identidad a UB40. Somos personas muy diferentes, cada uno tiene influencias diferentes dentro de los del reggae y se ha movido en distintas direcciones, y el resultado final es un compromiso entre todos y cada uno de nosotros. Eso hace que unas veces salgan cosas más potentes y otras más ligeras. Depende de la canción, del disco…

 

Además, erais una banda interracial, algo poco habitual entonces.

No lo era, pero para nosotros era normal. La zona en la que crecimos era interracial, estaba llena de inmigrantes, y mis amigos de la calle procedían de muy diferentes países y culturas. Cuando formamos la banda, nunca nos dijimos: “Vale, necesitamos un bajista negro” (risas). Cada uno cogió un instrumento y la mezcla que había en las calles fue la que se reflejó en el grupo.

 

Vuestro nombre es la abreviatura de Unemployment Benefit, Form 40, el impreso para solicitar el subsidio de desempleo en Reino Unido. La banda siempre ha mostrado un nivel de compromiso social que a veces no ha trascendido.

Formamos la banda para tocar música, pero los temas que abordamos generalmente son políticos. Somos animales políticos. Y si tenemos algo que decir, escogemos algo que sea importante para nosotros. Siempre ha sido así. Pero, por supuesto, lo mezclamos con otras cosas. Nos gusta tocar canciones de amor, aunque casi siempre son versiones compuestas por otros. Cuando escribimos material propio, muy a menudo tiene algún contenido de carácter social.

 

Cuarenta años después de la elección de aquel nombre, estamos preocupados por el Brexit. En España, vemos a Theresa May como una nueva Margaret Thatcher.

Nosotros también. Es una situación triste, y demuestra que la historia funciona por ciclos, nada cambia. Crees que te habías librado de Margaret Thatcher y regresa como Theresa May. La misma política, la misma manera de tratar a la gente… Como individuos y como banda apoyamos al Partido Laborista, sin ninguna duda. Y a Jeremy Corbin como líder, es una nueva esperanza para cambiar las cosas.

 

¿Crees que tiene posibilidades?

Desde luego. He tenido la oportunidad de conocerle y me parece un hombre genuino, no un político, sino un tipo convencido de llevar a cabo cambios reales. Es más íntegro y honesto que cualquier otro político que haya conocido.

 

Hablando de historias tristes, recientemente le pusisteis una demanda a tu hermano Ali Campbell por seguir usando el nombre de UB40. ¿Se ha resuelto el litigio?

La demanda sigue su curso. Ali se marchó de la banda hace casi diez años para hacer carrera en solitario, pero cuando no funcionó, decidió recuperar el nombre de UB40, lo cual obviamente no es posible, así que le hemos demandado para que deje de utilizarlo. Está gastando mucho dinero en abogados.

 

Y ha dicho cosas muy feas sobre vuestro otro hermano, Duncan, que es el actual vocalista del grupo. Pero Ali sigue actuando junto a Astro y Mickey Virtue, otros dos exmiembros de UB40

Es una pena. Siguen usando el nombre y presentándose como UB40. De hecho, están de gira por Estados Unidos ahora, como si nosotros no existiéramos, lo que es mentira. Es ridículo. Pero haga lo que haga, y por mucho que intente robar el nombre, los fans saben que él no es UB40. Todavía seguimos siendo mucho más famosos que él. Litigamos para que no pueda usar el nombre, pero es un largo proceso judicial.

 

No es el primer caso de hermanos que se llevan mal en una banda.

No creo que sea un asunto relacionado con ser hermanos. Las bandas se separan cada dos por tres. Llama más la atención cuando se trata de hermanos porque se convierte en un hecho noticiable, pero sucede constantemente. Cuando Ali se marchó, nos quedamos devastados, fue difícil lidiar con ello, es mi hermano pequeño, hemos estado juntos toda la vida, es una situación horrible, pero ¿qué vas a hacer? No eliges a tus hermanos ni a tus parientes, solo a tus amigos.

 

¿Qué tipo de show vamos a poder ver en Valencia?

Una mezcla entre viejos hits y temas nuevos. Obviamente, hay muchas canciones que debemos tocar en directo, porque tenemos una carrera larga y con bastantes éxitos que el público reclama. Pero, por supuesto, también tocaremos alguna nueva y resucitaremos viejas favoritas que seguramente a la audiencia le gustará escuchar. Se trata de pasarlo bien y disfrutar de la fiesta.

 

Como comentabas antes, habéis grabado un buen número de temas ajenos, y curiosamente muchos de ellos son vuestros mayores éxitos. ¿Tienes alguna explicación?

Si la gente no está de acuerdo con tus ideas políticas, puede odiar tus canciones, pero si grabas un tema de amor, todo el mundo lo adora. Es normal que las canciones románticas triunfen. Probablemente las más exitosas de Bob Marley sean las de amor. “No Woman No Cry” y “Could You Be Loved” son quizá las más grandes. Aunque sea conocido por las políticas, es indudable que sus mayores éxitos fueron canciones de amor. Es lo habitual.

 

 

Eduardo Guillot

Periodista cultural


Te puede interesar...