EACC: Castellón, en vanguardia

· 3 de julio, 2017

Fotografía: Teho Teardo & Blixa Bargeld


Texto: Eduardo Guillot

Después de Thurston Moore, el centro de arte castellonense acoge los proyectos paralelos de dos componentes de la banda alemana Einstürzende Neubauten. Con la presencia de Alexander Hacke y Blixa Bargeld, el EACC se posiciona como referente de vanguardia.

 

Ya sucedió durante los años en que fue sede del festival Tanned Tin. Castellón, una ciudad de 170.000 habitantes que no suele aparecer con regularidad en los circuitos culturales a nivel estatal, se posicionaba con fuerza acogiendo una propuesta de alto nivel cualitativo. Una situación excepcional que, por desgracia, no logró mantenerse, porque las instituciones no valoraron el proyecto en su justa medida. La reciente visita al EACC (Espai d’Art Contemporani de Castelló) de Thurston Moore, para ofrecer un concierto acústico en el marco de la exposición “William Burroughs. Nova Convention”, comisariada por la artista Eva Prinz y el propio músico, marcó otro de esos momentos en los que da la sensación de que la capital de La Plana se pone al frente de la cultura de vanguardia en el contexto de una Comunitat en la que no abundan gestores con ambición y amplitud de miras. Lejos de tratarse de un hecho puntual, la presencia esta semana en el mismo recinto de dos miembros de Einstürzende Neubauten ratifica su apuesta.

 

El día 4 de julio, Blixa Bargeld y Teho Teardo presentan “Nerissimo”, que llega tres años después de “Still Smiling”. Bargeld es uno de los músicos más importantes de la escena rock contemporánea. Su papel como líder de los alemanes Einstürzende Neubauten sería más que suficiente para valorar su relevancia en la música de los últimos cuarenta años, aunque fue su larga y fructífera relación con Nick Cave la que le convirtió en un personaje reconocido entre las élites rock. Mano derecha del australiano desde 1983 hasta 2003, resultó decisivo en la configuración del sonido de los Bad Seeds, más accesible que el desarrollado con su propia banda, en la que se ha centrado desde entonces. Su dúo con el italiano Teardo, un versátil músico que ha grabado con Meathead, colaborado con Lydia Lunch y Scott McCloud (Girls Against Boys) o compuesto bandas sonoras para Paolo Sorrentino (“Il Divo”, por la que ganó el Premio David di Donatello en 2009), se presenta en Castellón como fecha única en España.

No menos imponente es la figura de Alexander Hacke, bajista de Einstürzende Neubauten cuyos proyectos personales incluyen, por ejemplo, el fantástico documental “Cruzando el puente: los sonidos de Estambul” (Fatih Akin, 2005). Recala en el EACC el día 7 de julio, acompañado de su mujer, la estadounidense Danielle de Picciotto, con la que también comparte presencia en Crime And The City Solution, una de esas bandas imprescindibles que no ha obtenido nunca el reconocimiento que merece. Presentan “Perseverantia”, un espectáculo principalmente instrumental «basado en un mundo acústico de misterios comparable a sonidos de la naturaleza o a una banda sonora». Algunas palabras ocasionales de Picciotto se conjugan con el canto polifónico de Hacke, el ronroneo y el chirrido de la zanfona y el autoarpa, las melodías melancólicas del violín y el zumbido del bajo y la guitarra.

 

Es obvio que son dos espectáculos que ponen a Castellón en vanguardia musical. Sin embargo, en la ciudad han surgido algunas voces discrepantes que consideran que invertir tanto esfuerzo (y dinero) en conciertos de carácter tan puntual tiene que ver con una concepción de la cultura como escaparate. El debate no es baladí ni debería caer en saco roto: El mismo EACC se destacaba el pasado febrero como uno de los referentes estatales en el ámbito del arte sonoro gracias a una programación comisariada por Edu Comelles que, solo unos meses después, ha desaparecido sin dejar rastro. Es evidente que las grandes citas atraen la atención de público y medios, pero es la programación continuada y los ciclos articulados en torno a propuestas rigurosas y de largo recorrido los que dan sentido a un espacio y lo convierten en lugar de referencia. Dos líneas de trabajo que deberían poder ser compatibles en el EACC.

 

Eduardo Guillot

Periodista cultural


Te puede interesar...