Hugo Silva: «Que la familia se ría a la vez une mucho»

· 5 de febrero, 2018

Fotografía: Nacho López


La voz de Dug, en Cavernícola, la pone Hugo Silva. El actor le presta el habla a un valiente hombre de las cavernas que debe unir a su tribu para enfrentarse a un poderoso enemigo, el Lord Nooth, que pretende instaurar la Edad de Bronce.

  • Siempre hay una primera vez para todo y Cavernícola supone el debut de Hugo Silva en el doblaje de animación. El actor español, con sus gestos, sus tonos y sus intenciones, insufla vida a Dug, un cavernícola adolescente de la edad de piedra. La película de animación se estrenó el pasado viernes.

 ¿Cómo es Dug, el protagonista de Cavernícola al que prestas tu voz?
Dug es un chaval jovencito, muy entusiasta. Es un líder sin pretenderlo. Un chico que tiene un sentimiento muy arraigado de la familia y cuida mucho de su gente. Dug es el prota y el hilo conductor de esta aventura cavernícola. De Dug, ademas de su inocencia, destacaría que es un tipo muy familiar.

¿Y en qué se parece Dug a Hugo Silva?
Digamos que, así de repente y porque es un chaval de quince años, es un personaje que podría parecer muy alejado a mí pero ambos somos entusiastas, muy entusiastas. A Dug, a pesar de doblarlo teniendo siempre presente la referencia del original, le he puesto un poquito de mí y le he dado el ver la vida con ojos nuevos.

 Por la singularidad del personaje, ¿ha sido difícil ponerse en su piel y ajustarse a él?
No te creas, las referencias han sido continuas. En el estudio, al estar solo con él, hubo feedback de energías. Lo que he tenido que hacer es ajustarlo a nuestro idioma.

 ¿Tomaste alguna referencia para meterte en él?
Trabajé la voz a favor del personaje pero la referencia fue, sobre todo, el original.

 ¿Y qué tal la experiencia de doblar?
Había doblado a algún personaje en películas convencionales pero en animación ésta ha sido mi primera experiencia y, la verdad, es que estoy muy contento. Ha sido y está siendo todo muy gratificante. He aprendido mucho y, por qué no, me gustaría repetir.

¿Qué es más complicado, doblar a una persona o a un personaje animado?
No hablaría en esos términos. Lo bueno de hacer un personaje animado es que te sales de todo lo que te exige un personaje convencional y tienes muchas más licencias. En este caso y para mí, este trabajo se ha convertido en algo muy lúdico.

Una de las ventajas es que no has tenido que defender a un personaje ni transformarte como tuviste que hacer para Sordo (la película que próximamente va a estrenar y en la que da vida a Anselmo, un guerrillero español que se queda sordo tras un accidente en un sabotaje).
Pues sí, esto es otra cosa. Aquí el personaje ya estaba hecho y las referencias han sido diferentes. Aquí no tenía que crear al personaje porque yo solo era el correo y el trasvase. En esta película de animación me entregaron al personaje con sus particularidades y solo tuve que adaptarlo, trabajarlo para nuestro idioma y darle forma. De todas formas, también creo que la experiencia de poner en pie y saber crear personajes, en este caso, ha jugado a mi favor.

¿Cuántos días duró el doblaje?
Se hizo todo el trabajo en dos intensas, o intensísimas, sesiones.

Al hacer esta película y por la singularidad del personaje, ¿has recibido una inyección de positividad?
Pues sí, la verdad. Estoy muy contento de haber hecho una peli así. Ademas de ser una película divertida y con un sentido del humor muy claro, creo que va a divertir tanto a mayores como pequeños y va a hacer que la familia se ría a la vez y eso une mucho. Lo que la película expone es una serie de valores que ahora mismo están un pelín mermados como son la empatía, la fuerza del grupo, el no individualismo, las relaciones reales, la realidad de tener enfrente a una persona y ver cómo es y cómo respira y el no estar mirando en una red social una forma de vida que, al fin y al cabo, todo es mentira pero es lo que nos están vendiendo todo el rato… Creo que los valores que trasmite la peli son muy importantes y que les deberíamos hacer caso porque, como sigamos basando nuestra felicidad en la felicidad que exponen otras personas en las redes sociales, vamos a acabar bastante tocados todos.

Este trabajo, además, te acerca a un público diferente.
Sí, pero el formato ya estaba hecho y todo iba muy a favor. Quizás por ello, y en este sentido, no he encontrado ninguna dificultad. El sentido del humor de la peli, es el sentido universal, el que hace reír a quien la vea da igual la edad o los gustos. Aseguro que el que vea esta peli se lo va a pasar muy bien.

¿Qué es lo que más te atrajo de este proyecto y que te llevó a aceptarlo?
Lo veía como una experiencia más y sobre todo porque era algo muy lúdico. Me lo he pasado muy bien. Enseguida le cogi cariño a mi personaje y a todos los de la historia porque son personajes psicológicamente muy bien armados, nada es casual y está todo muy bien escrito y planteado. Ha sido muy fácil sacar este personaje adelante.

¡Qué sencillo sería que, como en la película, el destino se pudiera arreglar con un partido de fútbol!
Sí, pero fíjate que en el partido de fútbol hay dos equipos y hay que ver qué mueve y los valores de cada equipo. A un equipo les mueve, primero la supervivencia, y luego la unión, el grupo, la identidad y el seguir todos juntos y tener una vida común y próspera, y, al otro grupo, en el que todos son superestrellas, se anteponen ellos a lo que se están jugando porque son egocéntricos y cada uno de ellos tiene un motor más individualista. Sin pretenderlo y divirtiéndote, la peli, te da toda una lección.

¿Te gusta el fútbol?
Me gusta jugar pero no soy nada seguidor. Creo que es un buen deporte porque exige trabajo en equipo y hacer grupo pero ni soy seguidor ni fan de ningún equipo.

El futbolista y el actor se parecen. El actor no puede hacer una buena película sin un equipo detrás, y un futbolista no puede ganar partidos sin sus compañeros.
Exactamente. Así es.

¿Cómo se presenta este 2018?
Tengo hecho y por estrenar Sordo y alguna cosita más. Ahora voy a estar ocupado haciendo unas sesiones para Ajedrez para tres, que es una comedia de Inés de León que se está rodando en Madrid y luego empiezo con el gran Koldo Serra el rodaje de Setenta binlades, que es una peli con Emma Suárez y con la que estoy super ilusionado y loco por empezar a ensayar y a trabajar con el personaje.

Amparo Barbeta

Redactora de URBAN


Te puede interesar...